viernes, 16 de agosto de 2013

Paraíso: Amor

Título original: Paradies: Liebe
Año: 2012
Director: Ulrich Seidl
Guión: Ulrich Seidl, Veronika Franz
Fotografía: Edward Lachman, Wolfgang Thaler
Reparto: Margarete Tiesel, Inge Maux
Montaje: Christof Schertenleib

Valoración: 8/10
Web: http://golem.es/paraiso/amor/



Hakuna matata

El austriaco Ulrich Seidl estrena por primera vez en nuestro país y no hablamos de una sola película, hablamos de tres: la trilogía Paradies. Tres historias, la vida de tres mujeres que viven las vacaciones de forma distinta, tres amores que terminan en decepción. Vamos por partes, la primera entrega arranca con los preparativos de última hora previos al viaje de Teresa. Un prólogo en el que conoceremos y veremos a las tres protagonistas de Paraíso juntas fugazmente. Después de esos escasos 5 minutos de metraje, cada una tomará su camino.



Teresa se va de viaje a Kenia en busca de un buen novio. Una vez allí una amiga suya la aleccionará sobre los secretos del amor en este tipo de viajes. "Tendrás uno solo para ti", le dice mientras le presenta a su apuesto novio keniata que no habla ni una palabra de alemán. El pronóstico no tarda en cumplirse y tras algún que otro flirteo, Teresa conoce a su salvador: Munga. Todo va viento en popa y la felicidad hace acto de presencia. Pero, ¿cuánto le puede llegar a costar a nuestra ingenua protagonista su aventura amorosa?

Las protagonistas de Paraíso: Amor son mujeres frustradas que deciden ser felices a cualquier precio, víctimas del rechazo de una sociedad descompuesta. El problema de Teresa es que en realidad no encuentra lo que quiere, desencadenando así una feroz espiral de degradación sexual. Margarete Tiesel brilla con luz propia en la piel de Teresa y nos ofrece una de las mejores interpretaciones del año que consiguió su correspondiente nominación en los premios de la Academia de Cine Europeo. Su trabajo ofrece el realismo necesario coordinado en perfecta armonía con las interpretaciones de un reparto compuesto por actores profesionales y no profesionales indistintamente.



La crueldad de Ulrich Seidl parece no tener límites, Paraiso: Amor no es la excepción. Director, guionista, productor, voyeur, misántropo, cínico, pornógrafo social, canalla, provocador, pesimista y humanista... estas son las palabras literales con las que se autodefine el polémico austriaco en su propia web, hay que reconocer que no se podría describir mejor. El principal rasgo del cine de Seidl es el extremo realismo de sus escenas y la sordidez habitual de sus temáticas. A partir de aquí, avisados estáis: no estamos ante una película para todos los públicos y menos para todos los gustos. Tomas largas, conversaciones y situaciones de vergüenza ajena, tempo lento y las repeticiones son algunos de sus tics, elementos que pueden acabar irritando a todo aquel que no le apetezca comulgar con el humor negro (consumado como cruel drama) del austriaco. En términos de provocación gratuita (como dirían muchos de sus detractores), Paraiso: Amor es prácticamente un juego de niños al lado de su obra más alabada hasta el momento, Días perros (Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia). Eso sí, las escenas tórridas entre señoras con sobrepeso y morenitos de buen ver están a la orden del día, obviamente todo con la máxima decadencia posible, ¿Quién dijo que encontrar el amor iba a ser un camino de rosas?

4 comentarios:

  1. Estupenda película que pudimos disfrutar en Cine On, no me pierdo el estreno de sus otras dos partes en el cine.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, a por la trilogía completa!!
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. También la vi en Cine On y me pareció muy interesante. Realista y cruel. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se sale de cualquier producto habitual. Todo un lujo su estreno.
      Un abrazo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...